Tarántulas

Tarántulas

Tarántulas

Entre los animales considerados como los más aterradores que existen en la tierra, las tarántulas ocupan los primeros lugares. Son mal valoradas, rechazadas y capturadas simplemente por no cumplir los estándares de belleza para los seres humanos, pero si nos dedicamos a aprender al menos un poco de información sobre ellas, nos daremos cuenta del grave error que estamos cometiendo al atentar contra su integridad.

Son arañas que forman parte de la superfamilia Theraphosoidea y la familia Theraphosidae. Se dividen en 123 géneros y más de 900 especies.

Se dividen en 123 géneros y más de 900 especies.

Anatomía

Como todas las arañas, cuentan con un exoesqueleto hecho de fuerte cutícula que las protege de los elementos dañinos del exterior, pero lo increíble es que es impermeable y con un peso muy ligero que les permite moverse con facilidad.

Los abundantes pelos que recubren el exoesqueleto de las tarántulas no solo sirven como protectores, sino también como defensa. Ellas liberan en el aire algunos de los pelos ubicados en su abdomen para que al entrar en contacto con el contrincante, le genere una comezón urticante que irrite la piel y lo obligue a alejarse.

Características de las tarántulas

Tarántula de rodillas rojas – Brachypelma smithi

La sangre de estos arácnidos se conoce como hemolinfa y es de color azul verdoso en comparación de los vertebrados que es de color rojo.

Las hay de distintos tamaños y colores, siendo la más grande de aproximadamente 170 g (tarántula Goliat, Theraphosa blondi). Los colores que pueden tener en su anatomía externa son: negro, naranja, rojo, gris, rosa, azul y marrón. Algunas poseen rayas, otras cambian de color solo en las patas o abdomen, mientras un porcentaje de ellas se mantienen de un color uniforme.

Comparten muchas similitudes con el resto de las arañas; sin embargo, existen combinaciones de características que las distinguen de ellas.

Respiran usando sus dos pares de pulmones laminares o filotráqueas (ubicados en su abdomen y compuestos por muchas láminas finas). Poseen un par de colmillos capaces de moverse de arriba hacia abajo y están equipadas con dos garras y almohadillas adhesivas en cada uno de sus pies.

Distribución y hábitat

Se localizan en casi todos los continentes, con excepción del antártico.

La distribución de las aproximadamente 900 especies abarca casi todos los continentes con excepción del antártico. Se localizan en África, al sur de Asia, al sur de Europa, al suroeste del Medio Oriente, en Australia y de Norteamérica a Sudamérica.

Son encontradas en muchos hábitats, entre los que destacan selvas tropicales, sabanas, desiertos, pastizales, matorrales, bosques y regiones montañosas. Algunas veces logran adentrarse en construcciones humanas debido a la invasión de su espacio y escasez de alimento.

Alimentación de las tarántulas

Su forma de alimentación es igual que el de otros tipos de araña. No arrancan pedazos y mastican, sino que disuelven el interior del cuerpo de la víctima hasta convertirlo en una especie de sopa que contiene todos los nutrientes que necesitan.

En ciertas ocasiones se enfrentan a avispas y escorpiones pero no siempre suelen salir victoriosas.

Para disolver órganos o tejidos, ellos combinan el potente veneno con jugos gástricos. El tiempo que invierten alimentándose depende del apetito que tengan; pueden demorar un par de horas para acabar con una presa más grande que ellos, o bien, dejar sobras de utilidad para otros animales.

Son depredadores nocturnos y entre sus presas más comunes se encuentran los insectos, ratones, lagartijas, sapos así como aves y serpientes pequeñas.

Reproducción de las tarántulas

Cuando llegan a su etapa de madurez, los machos se ayudan de sus pedipalpos para transferir el esperma a la hembra. Muy rara vez los machos se convierten en el alimento de las hembras, pero ha llegado a ocurrir después del apareamiento.

Las hembras protegen los huevos dentro de un capullo durante seis a nueve semanas, de donde nacerán entre 500 y 1,000 crías. Durante esa temporada protectora su agresividad aumenta en gran magnitud.

Descripción de las tarántulas

Tarántula sobre una cama de seda.

Amenazas de las tarántulas

Su naturaleza depredadora de las tarántulas no reduce el riesgo de que se conviertan en alimento para otro tipo de fauna.

El coatí de cola anillada (Nasua nasua) es un poderoso depredador de tarántulas en la región sudamericana y la avispa de la familia Pompilidae es uno de los enemigos más peligrosos, pues su veneno es capaz de paralizar a la araña sin matarla por completo. Posteriormente el arácnido pasará a ser alimento de las crías de avispa.

Ser humano

Por un lado, las tarántulas son consideradas atractivas mascotas exóticas que son mantenidas en vitrinas por el resto de su vida, y por el otro las miran como amenazas y seres desagradables que deben ser aniquilados.

No existe una cultura de comprensión hacia estos animales, y por lo tanto son exterminados sin consideración.