Tarántula Goliat

Tarántula Goliat

Tarántula Goliat

Theraphosa blondi

Si de enormidades pesadas se trata, la tarántula Goliat, también conocida como tarántula gigante o tarántula pajarera, ocupa el primer lugar. Es la araña más pesada del mundo y su aspecto es realmente impresionante.

Anatomía

Es imposible no impactarse con la apariencia física de una tarántula Goliat. Son arácnidos que miden como máximo 30 cm de longitud y pesan alrededor de 170 g.

Su cuerpo es de color marrón claro u obscuro y poseen ocho ojos pero su visión no es aguda, pudiendo solo percibir los cambios en el nivel de luminosidad, mas no logran identificar con claridad los objetos. Para contrarrestar tal deficiencia, poseen pelos sensoriales con los que detectan vibraciones en el suelo y en el aire que les permiten conocer la proximidad de su presa o enemigo.

Son arácnidos que miden como máximo 30 cm de longitud y pesan alrededor de 170 g.

Sus patas son gruesas y tubulares y el cuerpo está cubierto de delgados pelos desde las patas hasta la cabeza y el abdomen. Los pedipalpos son muy prominentes y anchos, al igual que los colmillos de hasta 2 cm de largo que muchas veces logran verse a simple vista.

Distribución y hábitat

Habitan en zonas selváticas de Venezuela, Suriname, Guyana, Guayana francesa y noreste de Brasil.

Es indispensable para este tipo de tarántula vivir en áreas de elevada humedad. Puede vivir en madrigueras cubiertas de seda o en cavidades abandonadas por otro tipo de fauna. Los troncos caídos, hendiduras de rocas o cualquier lugar oscuro y escondido es ideal para ellas.

Información sobre la tarántula Goliath

Tarántula Goliat (Theraphosa blondi) /Autor de la imagen: Snakecollector.

Alimentación

La selva tropical es un bioma rico en diversidad de especies que las tarántulas Goliat pueden capturar para su alimentación.

Las lombrices de tierra son su alimento más común, pero también consumen gran variedad de insectos y vertebrados pequeños como sapos, ranas, roedores, lagartijas, murciélagos y serpientes. Muy rara vez atrapan aves pequeñas.

No tienen una técnica de caza permanente. Dependiendo del momento pueden actuar de manera distinta; por ejemplo, en el instante que detectan a su presa esperan a que esta logre acercarse lo suficiente para abalanzarse sobre ella y clavar los colmillos; si no, la siguen por una corta distancia para no perderla de vista hasta alcanzarla e inyectar el veneno. Generalmente cazan en un rango muy cercano a su madriguera durante horas nocturnas.

A pesar de tener colmillos prominentes, no desgarran la carne de su presa sino que realizan el mismo proceso que las demás arañas: introducen jugos gástricos que descomponen los tejidos hasta convertirlos en una sopa llena de nutrientes.

Veneno y agresividad

Sus colmillos son grandes y aunque su nivel de veneno no resulta ser mortal para el ser humano, sí es muy doloroso y generalmente trae consigo irritación, náuseas, mareos y sudoración.

Su veneno no es mortal pero una mordedura es muy dolorosa.

A diferencia de lo que se cree al ver su tamaño, son seres solitarios que solamente suelen convivir en épocas reproductivas, pero si se sienten amenazados o son molestados por una presencia desconocida su nivel de agresividad llega a ser elevado.

Emiten una especie de silbido con ayuda del roce de sus patas y también tienen la fuerza para sostenerse en sus patas traseras en posición de amenaza mientras con las delanteras realizan movimientos de ataque.

Otro mecanismo de defensa es liberar pelos urticantes de la parte abdominal para que al tener contacto con el atacante, las púas irritantes logren dañar la piel, mucosas y en el peor de los casos, pulmones. Cuando los pelos logran meterse en los ojos o en la boca las consecuencias suelen ser más graves.

Reproducción

Antes de la cópula debe haber un cortejo por parte del macho. Este llega a la entrada de la madriguera de la hembra y mediante movimientos y señales químicas debe hacer que ella se manifieste. Realmente la hembra siempre tiene un comportamiento hostil y prácticamente se aparean a la fuerza, por lo que su pareja masculina debe salir huyendo muy deprisa si no desea ser mutilado o asesinado.

Buenas madres. Una madre permanece cerca de su saco de huevos hasta por dos meses sin alimentarse.

La madre pone de 50 a 150 huevos dentro de un saco de seda fuertemente custodiado por ella misma, tanto así, que investigadores han encontrado pelos irritantes en el saco de huevos para evitar la instalación de parásitos y además, permanecen junto a él de uno a dos meses que demoran en eclosionar sin alimentarse. ¿Quién decía que las arañas no podían ser buenas madres?

Amenazas

Como enemigos naturales tenemos a las avispas, algunas especies de serpientes y otras tarántulas, sobre todo durante su muda en donde se vuelven muy sensibles y vulnerables a la depredación, pero sin duda el ser humano es la amenaza más peligrosa para la tarántula Goliat. Desde la invasión de su hábitat hasta su captura para cocinarlas al fuego, son motivos por los cuales debe monitorearse su número de habitantes con el fin de protegerlas y crear planes para su conservación.