Especies de Araña

Especies de Araña

Especies de Araña

Se estima que existen en el mundo 35,000 – 40,000 especies de arañas divididas en más de 100 familias que se distribuyen por todos los continentes del mundo, con excepción de la Antártida. Es muy amplio el abanico de diseños y tamaños que las arañas llegan a mostrarnos, y esto es porque cada una está adaptada a su tipo de entorno y a su estilo de vida.

Pertenecen al filo Arthropoda, a la clase Arachnida y al orden Araneae, por lo que con esto afirmamos que las arañas no son insectos.

Pertenecen a la clase Arachnida, por lo tanto, no son insectos.

Todas las arañas producen seda, pero no todas la utilizan para capturar a sus presas por medio de la construcción de telarañas. También poseen glándulas que almacenan potente veneno capaz de aniquilar una gran variedad de insectos, aves y roedores, pero este no siempre resulta dañino para el ser humano.

Hasta la fecha, la araña más grande que se conoce en cuanto a masa, es la tarántula Goliat (Theraphosa blondi) con un peso aproximado de 170 g y apariencia intimidante, pero en cuanto a longitud, está la esbelta araña cazadora gigante (Heteropoda maxima) quien llega a medir hasta 30.5 cm de longitud con las patas estiradas.

Existen arañas que pueden vivir sin problema en hábitats humanos, es decir, dentro de viviendas, edificios u otros tipos de construcciones hechas por el hombre. A estas se les conoce como arañas antropófilas (del griego anthropos que significa hombre-humano).

También abundan en entornos peridomésticos, es decir, lo que complementa el paisaje urbano como árboles plantados, arbustos y tipos de césped que adornan los hogares.

especies_de_aranas_624

Especies que parecen arañas

En la naturaleza hay algunas especies como la Austracantha minax que no parece araña pero sí lo es, y por el contrario, podemos encontrar animales que juramos describir como arañas pero que en realidad no lo son. Veamos algunos ejemplos.

Si observamos detenidamente a Gluvia dorsalis nos daremos cuenta que no se parecen anatómicamente a una araña, pero a simple vista podríamos dejarnos llevar por sus ocho patas y su cuerpo dividido en dos, y con ello afirmar que se trata de un tipo raro de araña. Pertenecen a la clase de los arácnidos pero de ordenes diferentes que nada tienen que ver con las fabricantes de seda.

Los murgaños o segadores son seres muy extraños e interesantes que se asemejan a las arañas pero que verdaderamente pertenecen al orden Opiliones. Sus patas son delgadas y muy largas en comparación con el tamaño de su pequeño cuerpo que no contiene un pedicelo que diferencie al prosoma del opistosoma como en las arañas.

Familias

En el siguiente listado se muestran algunos de los subórdenes y familias más importantes del orden Araneae y su posición sistemática. Debajo de ello, describiremos breves datos sobre las más conocidas.

1. Suborden Mesothelae – Compuesta por una familia.

  • Familia Liphistiidae (con 85 especies).

2.  Suborden Mygalomorphae (Orthognatha) – Compuesta por 15 familias.

  • Familia Atypidae (con 45 especies)
  • Familia Ctenizidae (con 120 especies)
  • Familia Dipluridae (con 180 especies)
  • Familia Theraphosidae (900 especies)

3. Suborden Araneomorphae (Labidognatha) – Compuesta por 90 familias

  • Familia Dysderidae (con 560 especies)
  • Familia Pholcidae (con 1,000 especies)
  • Familia Scytotidae (con 220 especies)
  • Familia Amaurobiidae (con 750 especies)
  • Familia Dictynidae (con 550 especies)
  • Familia Eresidae (con 100 especies)
  • Familia Clubionidae (con 560 especies)
  • Familia Gnaphosidae (con 2,100 especies)
  • Familia Salticidae (con 5,200 especies)
  • Familia Thomisidae (con 2,100 especies)
  • Familia Lycosidae (con 2,350 especies)
  • Familia Pisauridae (con 340 especies)
  • Familia Oxyopidae (con 420 especies)
  • Familia Agelenidae (con 500 especies)
  • Familia Araneidae (con 3,006 especies)
  • Familia Linyphiidae (con 4,300 especies)
  • Familia Theridiidae (con 2,300 especies)
  • Familia Uloboridae (con 260 especies)

Los alegénidos (Agelenidae) se caracterizan por ser arañas venenosas y sedentarias que construyen telarañas en forma de embudo en zonas resguardadas y escondidas. De ellos existen 41 géneros.

Los araneidos (Araneidae) son una familia dividida en 170 géneros que se distinguen de las demás por la construcción de sus redes en forma espiral circular con una textura muy adhesiva que resulta eficaz para capturar presas.

También las tarántulas producen seda, pero esta no es para construir telarañas.

Los licósidos (Lycosidae) o arañas lobo, son las más grandes que radican en todo el continente europeo y que comúnmente son confundidas con las tarántulas. Su veneno es capaz de provocar necrosis en los seres humanos. Sus madrigueras son fabricadas de manera abierta o con puertas-trampa que les permite obtener algunas víctimas. Están clasificados en 100 géneros.

Conocidos coloquialmente como arañas saltadoras, los saltícidos (Salticidae) conforman una serie de arañas muy vistosas y coloridas con mucha habilidad para desplazarse de un lugar a otro por medio de saltos sorpresivos. Viven entre las plantas y flores y son inconfundibles a la vista gracias a la posición única de sus ojos. Se dividen en 553 géneros.

Las tarántulas (Theraphosidae) son arañas que para mucha gente son inconfundibles. 123 géneros forman parte de ellas y a diferencia de otras de sus parientes, estas son productoras de seda pero no para construir telarañas. Su tamaño y peso las obliga a permanecer en tierra firme y lugares húmedos. Tienen una gran capacidad de camuflaje y  sus pelos urticantes y colmillos son sus mayores mecanismos de defensa.