Araña Errante Brasilera

Araña Errante Brasilera

Araña Errante Brasilera

Phoneutria

Muchas arañas son pequeñas y agresivas mientras otras son grandes e inofensivas, pero cuando se trata del género de las errantes bananeras podemos encontrar una combinación de gran tamaño y agresividad que las convierte en arácnidos altamente peligrosos.

El género Phoneutria está conformado por ocho especies y son consideradas las arañas más venenosas del mundo.

Anatomía

No son las arañas más grandes pero tampoco pasan desapercibidas. Tienen una longitud aproximada de 17 cm aunque su cuerpo mide apenas de 17 a 50 mm. Son de una coloración que combina varias tonalidades de marrón, mostaza y negro con pequeños puntos blancos distribuidos en las patas.

Otra forma de identificarlas es observando la línea negra que atraviesa desde los ojos hacia la zona abdominal.

Tienen una longitud aproximada de 17 cm aunque su cuerpo mide apenas de 17 a 50 mm.

Los pedipalpos son gruesos y en algunas especies muestran un color rojo. Su posición de ataque más conocida es la de mantener los dos primeros pares de patas delanteras unidas a lo alto, apoyándose sobre los otros dos pares traseros. Cuando las 4 patas se mantienen elevadas, pueden verse divisiones intercaladas entre blanco y negro.

Distribución y hábitat

Esta araña se localiza en las zonas selváticas de América del Sur, abarcando países como Colombia, Venezuela, Perú, Ecuador, Costa Rica, Bolivia, Paraguay, Brasil, Guayana francesa y Argentina. En Chile y Uruguay se han introducido actualmente.

Viven entre plantas de banano, razón por la que son llamadas también arañas del banano.

Viven entre plantas de banano (de ahí proviene otro de sus nombres populares: araña del banano), montículos de termitas y debajo de troncos y rocas.

Pueden ingresar en viviendas humanas y esconderse en ropa y zapatos, por lo que es importante que los habitantes de dichas zonas se aseguren muy bien de que los objetos estén libres de peligro.

Descripción de la araña errante brasilera.

Araña errante brasilera – Phoneutria / Autor de la imagen: Techuser.

Alimentación

Se alimentan de grillos, saltamontes, lagartijas, mantis religiosas, ranas y ratones, entre otros tipos de reptiles, anfibios, mamíferos e insectos. No se fían totalmente en su vista para cazar presas, sino en las vibraciones que detectan con sus patas colocadas sobre el suelo.

Reproducción

Machos y hembras se atraen por medio de sus vibraciones. Después del apareamiento las hembras depositan sus huevos dentro de un saco de seda color crema o blanco del que cuidarán hasta que las crías logren salir. Nueve días después del nacimiento las pequeñas arañas ya tienen la necesidad de salir a cazar, por lo que se ayudan de hilos de seda y la brisa para poder dispersarse con facilidad.

Un veneno para el Récord Guinness.

El libro de los Récords Guinness, del que seguramente habrás escuchado alguna vez, es una obra encargada de recopilar récords mundiales certificados de cualquier categoría, y en este caso, desde el 2010 en alguna de sus páginas nombran a las arañas de este género como las poseedoras del veneno neurotóxico más peligroso del planeta, en especial el de la especie Phoneutria fera, que con tan solo 0.006 mg de neurotoxina PhTx3 es capaz de matar a un pequeño mamífero.

Altas concentraciones del veneno provocan la pérdida del control muscular así como del sistema respiratorio, lo que conlleva a parálisis, asfixia y muerte.

Estas arañas son agresivas y siempre reaccionan de manera hostil hacia los intrusos, mordiendo en repetidas ocasiones cuando se sienten muy irritadas. Para buena noticia, existen antivenenos que actúan eficazmente contra los síntomas de las mordeduras; sin embargo, las personas enfermas y niños menores de siete años no siempre corren con la misma suerte, pues el daño en sus organismos se presenta de una manera más crítica y las probabilidades de recuperación son mínimas.

Veneno y salud humana

Una de las secuelas de la mordedura de una araña errante brasilera que ha causado interés en la medicina, es la de provocar erecciones que duran varias horas, algo que puede provocar impotencia, pero por otro lado también han estudiado profundamente sus efectos con el fin de desarrollar fármacos para el tratamiento de la disfunción eréctil, un problema que aqueja a un gran porcentaje de la población masculina en todo el mundo.